Ejemplo de rendimiento negativo del capital mobiliario por incumplimiento de condiciones bancarias


En el ejercicio 2010, Emilio García, contribuyente del IRPF recibe de BankGPI una tablet de 7” a cambio de domiciliar su nómina en dicha entidad por un mínimo de cuatro años. En el 2012, el Sr.García, contra viento y marea decide pedir una hipoteca, siendo la entidad Bancatech la única que se lo concede, y a un interés bonificado siempre que domicilie su nómina en el citado banco; por lo que accede sin dudar.

BankGPI, detecta que su cliente ya no tiene la domicliación del salario y le carga en su cuenta la correspondiente penalización por haber incumplido las condiciones por las que le entregaron el “regalo”.

En el 2010 la obtención de la Tablet debió calificarse como rendimientos del capital mobiliario, imputándose como tal en la declaración de renta de ese año. En el 2012, momento en que se produce el cargo de la penalización, el Sr.García deberá declarar en la declaración de ese mismo año un rendimiento negativo del capital mobiliario.

Podemos destacar la Consulta Vinculante de la DGT V0219-13 de 28 de enero de 2013.